P1030227

Viajes 2.0: antes, durante y después

Viajar es una de mis grandes aficiones, cuando pienso en viajar, simplemente creo que siempre es una buena idea. Lo disfruto tanto que cómo mínimo viajo tres veces a cada destino, a veces muchas más y en momentos distintos, porque me encanta viajar antes, durante y después de cada viaje. También considero que en la vida hay que saber disfrutar de cada momento y tan importante es desear algo, disfrutarlo como recordarlo. Cuando te saltas alguna de estas fases, es como si te faltara algo.

P1030227

Si lo piensas un momento, es una buena forma de estar prácticamente todo el año viajando. En algunos destinos el encontrar tiempo para viajar de forma 2.0, y prepararse una ligera idea de lo que se quiere visitar, así como horarios,  para no llevarse sorpresas inesperadas por falta de una planificación previa, resulta muy ventajoso. Las nuevas tecnologías han democratizado el acceso a la información y hoy desde casa puedes prepararte y reservar tu viaje a golpe de clic con total garantía.

Por otro lado a mi personalmente me gusta dejar espacio a la aventura también y a la improvisación y si te manejas en la lengua autóctona o en inglés muchas veces los nativos son los mejores prescriptores de su tierra.

Antes del viaje

Se puede salir de viaje 2.0, mucho antes de la fecha prevista para el viaje, las herramientas que nos ofrece Internet son tan numerosas como variopintas, ajustadas a cualquier necesidad de búsqueda de información sobre el destino, hoteles, restaurantes, visitas recomendadas, foros, recomendaciones, blogs de viajes…

Antes de elegir un hotel siempre consulto las opiniones en booking.com, ya que se trata de opiniones de los clientes reales, ya que reciben la encuesta y rellena la opinión una vez han vuelto de sus viajes. A diferencia de Tripadvisor, cualquier persona puede opinar de un hotel o restaurante concreto tanto si ha estado realmente como si no y por lo tanto en este caso  no es tan fiable la opinión de los que hacen de  prescriptores de destino turístico.

Los blogs de viaje así como las guías de viaje online te aportan toda la información que necesitas y mucho más para organizar tu viaje a tu medida. Viajar nunca fue tan fácil.

Durante el viaje

Vamos generando contenido y a veces lo compartimos incluso a tiempo real a través de diferentes redes sociales, como Instagram, Foursquare, desde fotos, vídeos, podcasts, recomendaciones y esa es la mayor publicidad a la que puede optar un servicio turístico. Los destinos turísticos lo saben y tienen que superar nuestras expectativas para que de esta forma los que consumimos sus servicios nos convirtamos en sus mejores prescriptores y se traduzca en un aumento en el porcentaje de ventas en la próxima temporada. Porque la publicidad ya no nos la creemos, cada vez más preferimos ver que opinan los demás sobre un hotel o restaurante en concreto antes de tomar la decisión de elegir adónde ir. Nos fiamos de lo que la gente de a pie opina o recomienda.

Después del viaje

Seguimos generando y compartiendo contenido sobre el destino y lugares visitados en las redes sociales, descargamos fotos y seleccionamos las más apetecibles para compartirlas con nuestros amigos y contactos. Si tenemos un blog seguramente dedicaremos un post en el que resaltaremos aquellas experiencias que nos han aportado momentos agradables, placenteros y felices. Seguramente tomemos también dos minutos para rellenar un correo haciendo una encuesta y destacando el buen servicio recibido por un recepcionista en concreto o   quizá destacando los deliciosos desayunos tipo buffet que ofrece el hotel en el que nos hospedamos.

Si las circunstancias económicas no acompañan para hacer esa escapita que tanto nos gustaría, internet una vez más nos lleva de viaje virtual, siempre nos quedará Google Earth, dónde podemos visitar cualquier ciudad del mundo e incluso hacer una visita en 3D de cualquier edificio lejano. muchas veces se ve mejor que en persona ya que la apreciación del detalle es impecable.

Y tú ¿Me cuentas que herramientas 2.0 utilizas para preparar tus viajes?

Acortando distancias. Trazando puentes. Comunicando.

Y tú que opinas?