Efecto resil vs Marketing del Miedo

Todos la hemos experimentado alguna vez, es innato al ser humano, quién no ha sentido el efecto resil alguna vez? Yo le llamo resil para abreviar resiliencia. Esta es la definición que he considerado más completa de resiliencia.

La resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal. Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos (Instituto Español de Resiliencia)

leticialledo.com

Photo credit: Google

Ese miedo al cambió o dificultad de adaptación a escenarios diferentes a los que estamos acostumbrados, del que tanto partido saca el Marketing del miedo, dependiendo de nuestros niveles de resil,  podemos vencer  el miedo, para darle  la vuelta a la situación de cambio e incertidumbre y sacar la parte positiva, es decir salir reforzados de ese cambio. Si bien es cierto que hay personas que por naturaleza son más aventureras que otras o más innovadoras y por su personalidad digamos que tienen menos resistencia al cambio, porque dejan que su efecto resil les acerque más a su objetivo,  hay que reconocer que no es una tarea fácil, pero no por ello imposible.

Mi objetivo con ese post es reflexionar por si te puede ayudar, como se sigue haciendo uso del marketing del miedo y lo importante que puede llegar a ser tener resiliencia alta, es decir no dejarnos “sobornar” por el miedo que nos vende la sociedad y seguir con entereza, o lo que es lo mismo con altos niveles de resil para superar con éxito cualquier cambio.

leticialledo

Photo credit: Google

Por ejemplo desde mi experiencia puedo contaros que en muchas empresas aprovechan la baja resiliencia de la personas para aumentar los objetivos y por lo tanto las beneficios. Y ahí entra en juego el marketing del miedo que se puede traducir en:” o cumplo los objetivos que me marcan o me posicionaran en la lista negra para echarme a la calle” . ¿Cuántos de vosotros habéis escuchado alguna vez decir eso de hay una larga cola de personas que matarían por estar donde tú estás? Es un ejemplo de como el marketing del miedo, nos hace mudos, nos quita la voz y hace que seamos menos  resilientes y decidamos no adaptarnos al cambio y continuar en el mismo sitio.

En tiempos de crisis más que nunca debemos dejar de tener miedo a cambiar, porque la crisis en si, nos ha enseñado que todo muta en cuestión de segundos, ya no existe el trabajo para toda la vida.

Muchos de nosotros en algún momento  tendremos que reinventarnos para adaptarnos al cambio y seguir adelante.

El miedo nos paraliza, y no deja espacio ni lugar a realizar lo que de verdad queremos. La mayoría de las veces no somos conscientes, pero sólo tenemos una vida y sino lo hacemos ya nunca más tendremos la oportunidad de hacerlo. Teniendo en cuenta lo insignificantes que somos respecto al universo, ¿Por qué nos vamos a quedar con las ganas de hacer algo por tener bajos niveles de resil ? A vivir que son dos días, porque no triunfa más quién más sabe o más tiene, sino quién mejor sabe adaptarse a los cambios.

 Y tú ¿Te consideras resiliente?

Acortando distancias. Trazando puentes. Comunicando

9 pensamientos sobre “Efecto resil vs Marketing del Miedo”

  1. Buenas. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Gracias a Dios he vivido experiencias como las que mencionas en el post, y digo gracias a Dios porque me han hecho abrir los ojos y saber qué es lo que no quiero en mi vida. Desde el año pasado me estoy reinventando (De los RR.HH al Social Media) y aunque el esfuerzo es grande, estoy seguro que vale la pena. Saludos.

    1. Muchas gracias Alejandro por compartir tu historia, seguro que el esfuerzo vale la pena y sales reforzado de ese cambio positivo. Te entiendo perfectamente porque pase por algo parecido, así que cuenta conmigo para lo que necesites en este mundo social media en el que vivimos y compartimos:)

Y tú que opinas?