Leticia Lledó

Como estar de vacaciones todo el año

 

Unos días de vacaciones o de descanso son necesarios, algo que todos sabemos, pero que bien sientan o que bien saben cuando puedes saborearlos rodeado de tu gente. Son días que parecen que tengan menos de 24 horas porque cuándo haces lo que te gusta y lo compartes con tu familia y amigos pasan muy deprisa, la percepción del tiempo es un concepto que siempre me ha intrigado. ¿Cómo es posible que un día tenga la misma duración que otro y sin embargo la percepción sea el doble o la mitad de tiempo? Yo a veces he llegado a pensar que nos robaban horas.

Desde el punto de vista de calidad, siempre he intentado que la percepción del tiempo sea de escasez en el sentido de que es buena señal de que estoy a gusto y el tiempo fluye con naturalidad. Y no me refiero sólo al tiempo evidentemente más apreciado y valorado por todos, las vacaciones, me refiero en nuestro día a día. Esto me lleva a pensar lo siguiente ¿Cómo podemos extraer lo positivo de los días de fiesta y de descanso y conseguir integrarlo en nuestro día a día?
Leticia Lledó
Creo que el secreto está en amar lo que haces, que aquello a lo que dedicas la mayor parte del día te guste y si no es así, trata de encontrarle el atractivo para que llegues a disfrutar cada minuto. De esa forma volvemos a sentir la misma sensación de cuando estamos de vacaciones y la percepción del tiempo vuelve a ser de escasez, y no tanto por falta de tiempo y agobio por acumulación, sino por abstracción de perder la noción del tiempo en aquello a lo que te estás dedicando, sencillamente porque disfrutas de lo que haces. 
No se si esto te puede funcionar, ojalá te sirva o si quizá creas que es una ilusión, solo te animo a que lo pruebes una vez, quizá consigas hacer que todos los días sean como estar de vacaciones, porque aunque tengas que madrugar, te levantarás con la motivación de quién se levanta a ir a la playa o a la montaña, porque te apetece hacer lo que vas a hacer. 
Se trata de mirarte hacia dentro, quedarte con la esencia y no tanto en los detalles más superficiales que a veces parecen ser los que más quebraderos de cabeza nos dan.
La actitud es imprescindible, quién quiere una cosa acaba consiguiéndola pero en el camino siempre le ha acompañado una actitud positiva y no se ha dejado vencer por personas tóxicas que dedican la mayor parte del tiempo a sacar los peros y el lado negativo. Muchas veces con un simple cambio de actitud hacia el lado positivo puede llegar a funcionar.
Habrán días lluviosos y no parecerá tan divertido, pero es que eso es la vida, todo bonito, que aburrido no? A veces el negro, le da un toque de realismo a todo e incluso de valor, para apreciar más si cabe lo que tenemos, a lo que nos dedicamos y a las personas con las que tenemos el lujo de compartir nuestro tiempo. 
Cuándo estamos de vacaciones solemos utilizar la expresión “cargar las pilas” y a mi me gustaría trasladar el concepto de he cargado las pilas por tengo una batería que se autorecarga cada día, no necesita esperar a vacaciones para cargarse.
Estar todos los días de vacaciones es posible, sólo depende de ti.
Acortando distancias. Trazando puentes. Comunicando.

 

5 pensamientos sobre “Como estar de vacaciones todo el año”

  1. ¡Hola Leticia! Tal y como le escuche decir un dia a una persona, lo mejor que le puede pasar a alguien es que le gusten sus lunes. Es decir, que sea feliz con su trabajo. Por eso coincido contigo en que si no nos gustan nuestros lunes, debemos de cambiar nuestra actitud y de esta forma estaremos mas cerca de la felicidad. De nuevo nos has hecho reflexionar Leti. ¡Enhorabuena!

    1. Esa es la idea Jorge, conseguir que los lunes cuando te suene el despertador te levantes con ilusión;-) Otra cosa ya es levantarse con sueño que somos personas y no máquinas!!Saludos, gracias por compartir

Y tú que opinas?